Sinfonía Coral
"Bicentenario"

Primera audición de la obra realizada el 24 de mayo de 2010 en el Teatro San Martín de la ciudad de San Miguel de Tucumán. Orq. Est. de la Prov. de Tucumán. Dir.: Jeff Manookian. Coro Est. de la Prov. de Tucumán. Dir.: Ricardo Sbrocco. Coro de Niños de la Prov. de Tucumán. Dir.: Ana María Ternavasio. Solistas: Valeria Albarracín (sop.), Alejandro Alonso (tenor), Alberto Aranda (bar.).
Dir. Gral.: Mtro. Jeff Manookian

Vea aquí los vídeos del estreno
1. Obertura // 2. Una nueva y gloriosa nación 3. Argentinos 4. Fratricidio 5. Aria de la Madre Patria 6. Himno Nacional Argentino

Descargar audio del estreno en mp3 (60M)

Piccolo, Flauta 1.2, Oboe 1.2, Clarinete en Sib 1.2, Fagot 1.2, Corno en Fa 1.2.3.4, Trompeta en Sib 1.2.3, Trombon 1.2.3, Tuba, Timbales 1.2.3, Platos, Platos suspendidos, Pandereta, Triangulo, Tambor c/bord., Gran cassa, Violín I, Violín II , Viola, Violoncello, Contrabajo. Soprano solista, Tenor solista, Bajo solista, Coro mixto, Coro de niños (opt.)

Descargue la obra en PDFCoyunturas
Praesonui

Me toca vivir este tiempo. No lo elegí, no lo pedí. He sido arrojado en él.
No me toca vivir en este espacio, aunque también he sido arrojado en él.
No me toca porque, aunque no lo pedí, lo elegí. O, más bien, elegí “no elegir no estar en él”.
En esta coyuntura de espacio y tiempo, que en parte elegí y en parte no, nacieron también mis hijos. Como yo, no eligieron este tiempo (ni siquiera yo lo elegí para ellos) y aún no han podido elegir o no este espacio.
Al día de hoy, creí que lo mejor que podía dejarles era aquello que llevo dentro y que sólo yo puedo sacar. Bueno o malo, no sé, esta obra, sí lo sé, es la musicalización de mi coyuntura. Si en media hora se hiciera una película sobre ella llevaría esta música y este texto. Emergente del tiempo y el espacio en que vivo, expreso mi situación coyuntural con la poca ciencia musical que poseo pero con el enorme dolor de amor que siento por nuestra patria, como el dolor de amor que a la vez siente un hijo desatendido por una madre desentendida de él.
Porque me duele si me quedo, pero me muero si me voy”.*
Bicentenario” no es una obra de vanguardia. No tiene elementos nuevos ni pretende ser la guía de la composición futura. No tiene genialidad ni maestría. La única intención que lleva esta obra es que nos ayude a despertar, a hacernos cargo, a que dejemos de hablar de “este” país, como si no fuera “nuestro”, a que asumamos la irresponsabilidad de nuestras omisiones en la construcción de una mejor coyuntura espacio-temporal para nuestros hijos.
Cumplimos apenas doscientos años y ya estamos viejos y demacrados. El mundo se ríe de nuestra incapacidad para resolver los problemas (¿hace falta que los enumere?) y nuestra habilidad para crear dificultades dónde no las hay. No me importa si el mundo se ríe: me duele que tengan razones para ello, me duele aquello de “lo que” se ríen. Porque me incluyo en la causa de su risa, en mi propio desentendimiento sobre los problemas de mi patria, en mi incapacidad para resolverlos o inquirir a quienes, junto conmigo, deberían hacerlo.
Entonces, para no culparme por no haber hecho nada, la mejor idea que se me ha ocurrido es escribir, en el cuantioso tiempo que me queda por mi falta de trabajo, una obra que diga estas cosas. Y como nada tanto como la música conmueve nuestras fibras íntimas, y nada tanto como nuestro himno nacional nos hace sentir argentinos, para decirlas apelé a las estrofas que no cantamos y a muchos retazos de su música (hasta incluirlo completo al final de la obra), junto con unos pocos versos del Martín Fierro y míos propios. Notará que el texto de Vicente López y Planes no está ni completo ni ordenado sino en un orden que le hará decir otra cosa. En esta entropía literaria, y en la interpretación que, con la música, he querido dar al texto, cada uno podrá, según su propia coyuntura, posicionarse ante la patria en el lugar en el cual se sienta más identificado.
Sólo me resta agradecer a quienes estuvieron a mi lado en este esfuerzo: a mis hermanos en el alma, Maximiliano Cañas y Cristián Gómez, de quienes recibí toda la fuerza, aliento y empuje para no bajar los brazos, y a los maestros Antonio Russo, Dante Grela y Juan Rodríguez, por su ciencia y su tiempo generoso y desinteresado. Y porque todos ellos (y muchos otros más) hacen lo posible, desde donde se encuentran, para que podamos ser un país mejor.

Juanjo Cura
Noviembre de 2009

*En “Serenata para la tierra de uno”, de María Elena Walsh.

Audio y Textos

1. Obertura
Audio Kontaky Player

2. Una nueva y gloriosa nación

(Coro)
Se levanta a la faz de la tierra
Se levanta una nueva y gloriosa nación.
Coronada su sien.
Se levanta una nación de laureles.
(Solista)
¿Se levanta?
(Coro)
(y a sus plantas…)
(Solista)
Se conmueven del Inca las tumbas
(Coro)
(a sus plantas, sobre la sangre de sus hijos muertos)
(Solista)
A su marcha todo hacen temblar.
(Coro)
¿No los veis? ¿No los veis?
(sobre la sangre de sus hijos muertos).
(Solista)
La grandeza anida en sus pechos
(Coro)
(son sus pechos)
(Solista)
Trono digno a su gran majestad.
(Coro)
¿No los veis devorando cual fieras
Todo pueblo que logran rendir?
(Solista)
Se conmueven del Inca las tumbas
Su cerviz orgullosa dobló.

3. Argentinos
Audio Kontaky Player

(Coro)
A vosotros se atreve ¡Argentinos!
(Solista)
Todo el país se conturba con gritos
Gritos de venganza, de guerra y furor.
(Coro)
A vosotros se atreve ¡Argentinos!
(Solista)
Su estandarte sangriento levantan
Devorando cual fieras
Todo pueblo que logran rendir.
Mas los bravos que unidos juraron
Su feliz libertad sostener
A esos tigres sedientos de sangre
Fuertes pechos sabrán oponer
(Coro)
(son sus pechos
trono digno a su gran majestad).
(Solista)
El valiente argentino, ¡a las armas!
(Coro)
Sierras y muros se sienten
(Solista)
(A su paso todo hacen temblar)
(Coro)
Retumbar con horrible fragor
(Solista)
(A vosotros se atreve ¡argentinos!)
(Coro)
Y con brazos robustos desgarran
(Coro y solista)
Por trofeo,
Desgarran a la libertad.

 

 

 

 

4. Fratricidio
Audio Kontakt Player

(Coro)
Se conmueven del Inca las tumbas
Lo que ve renovado en sus hijos
El orgullo del vil invasor.
Llanto, muerte, luto, saña.
(Solista)
En los fieros tiranos
La envidia escupió su pestífera hiel.
(Coro)
¿No los veis arrojarse con saña tenaz,
Luto, llanto y muerte esparcir?
(Solistas)
Y el valiente argentino
Con infamia, a la fuga se dio.
*
Y, a su vista, azorado,
Pisa sus campos el tirano
Su estandarte levanta
Y a voz en pecho exclama
(Coro)
“Aquí el fiero opresor de la patria,
(Solistas)
Triunfó**.”

*En el estreno:
con coraje, con valor,
su vida entregó.

**En el estreno:
luchó."

5. Aria de la Madre Patria

(Solista)
¡Cuánto dolor! Hijos míos…
¿Hasta cuando?
¡Sobre las sangre de mis hijos muertos!
¿Por qué pelear entre hermanos?
¿Acaso no son hijos de esta tierra?
La misma savia corre entre sus venas.
¿No lo veis?
Se conmueven las tumbas de mis hijos muertos
Y su sangre, pisoteada, reseca,
En el desierto de los corazones necios
Clama con justicia
No haber sido derramada en vano
(Coro)
¡Madre, madre!
(Solista)
Oid, hijo mío, de tu hermano
El grito desgarrador
Que en su último suspiro
Por la patria su vida entregó.
“Estén unidos en unión verdadera
En cualquier tiempo que sea
Pues mientras ustedes se pelean”
Las hienas todo saquean.
(Coro)
¡Se levanta!
(Solista)
Que de un polo hasta el otro resuene
Que no me ha sido en vano parir.
(Coro)
¡Madre!
(Solista)
Amados hijos repitan: “¡Mortales oid!”

6. Himno Nacional Argentino

(Coro de niños)
Oid, mortales, el grito sagrado
“¡Libertad, libertad, libertad!”
Oid el ruido de rotas cadenas
Ved el trono a la noble igualdad.
Ya a su trono, dignísimo, abrieron
las Provincias Unidas del Sur.
Y los libres del mundo responden
Al gran pueblo argentino: “¡Salud!”
(Todos)
¡Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir!
Coronados de gloria vivamos.
¡Oh juremos con gloria morir!
¡Gloria! ¡Gloria o morir!

 

 

Para solicitar el conjunto de partes, la partitura general impresa
o pdf imprimible por favor escriba a:
To ask for set of parts or printed full score
or printable pdf please contact:
ayf@juanjocura.com.ar
+54 341 451 2634